Once secretos del liderazgo

Los siguientes factores son muy importantes para ser un buen líder:

  1. Valor inquebrantable: Se basa en el conocimiento de si mismo y de la ocupación que uno desempeña. No hay ningún seguidor que desee ser dominado por un líder al que le falta valor y confianza en si mismo. Ningún seguidor inteligente será dominado, durante mucho tiempo, por tal líder.
  2. Autodominio: El hombre que no puede dominarse a si mismo jamás podrá dominar a otros. El autodominio es un ejemplo para los demás, un ejemplo que emularan los más inteligentes.
  3. Profundo sentido de la justicia: Sin un sentido de nobleza y justicia ningún líder puede influir en sus seguidores ni ser respetado por ellos.
  4. Decisión: El hombre que duda en sus decisiones demuestra que no esta muy seguro de si mismo y por ende, no puede dirigir a los demás con éxito.
  5. Planificación: El dirigente de éxito debe planear su trabajo y trabajar su plan. Un líder que actúa solamente por intuición, sin contar con planes definidos y prácticos, es comparable a un buque sin timón. Más pronto o más tarde ira a destrozarse contra las rocas.
  6. Esfuerzo: Trabajar más que los demás. Una de las dificultades del liderazgo es la necesidad de tener buena voluntad y estar siempre dispuesto a  hacer más que lo que exige a sus seguidores.
  7. Personalidad agradable: Ninguna persona descuidada o desaliñada puede llegar a ser líder de éxito. La jefatura exige respeto. Los seguidores no respetan a un líder que no se valore alto en cuanto se refiere a los factores que confieren una agradable personalidad.
  8. Simpatía y comprensión: El dirigente de éxito ha de procurar ser simpático a sus seguidores. Además, debe ser capaz de comprenderlos, tanto a ellos como a sus problemas.
  9. Maestría en el detalle: Un liderazgo de éxito precisa maestría en los detalles inherentes al cargo que ocupa.
  10. Voluntad y deseo de asumir plena responsabilidad: El líder de éxito debe desear asumir la responsabilidad por lo que respecta a las equivocaciones o negligencias de sus seguidores, si trata de eludir tal responsabilidad no se mantendrá en el cargo durante mucho tiempo. Si uno de sus seguidores comete un error y se muestra incompetente, el dirigente ha de considerar que es el quien cometió el error.
  11. Cooperación: El dirigente de éxito debe comprender y aplicar el principio del esfuerzo de cooperación y ser capaz de inducir a sus seguidores a que hagan lo mismo.

La jefatura necesita fuerza y la fuerza precisa cooperación.

Cumplidos estos once factores, son los que capacitan a cualquier hombre para asumir el liderazgo en cualquier terreno que pueda elegir en la vida.

Extraído de “Piense y hágase Rico” Napoleon Hill

 

Acerca de L. Ricardo

Hombre feliz, interesante, divertido... por supuesto inteligente... ambicioso, soñador, melómano, amante de los animales y fanático de la auto-superación, en mi tiempo libre soy un entusiasta interconectado y blogger domingero
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s