Actuar frente al Temor

Estos son algunos conceptos que aprendí de David DeAngelo:

Hay un montón de emociones negativas, pero talvez una de las peores es el temor, como muchas emociones, no podemos controlarlas lógicamente, la única manera de sobreponerse a esta emoción es trabajar de manera más inteligente. Es una sensación extraña queremos hacer algo, pero a la vez queremos evitarlo, son emociones conflictivas que se desarrollan en nosotros.

 

Sentir temor es natural, sin embargo, puede convertirse en algo muy perjudicial si es que se convierte en un obstáculo para alcanzar tus metas o hacer realidad tus sueños, quiero que en este momento dejes de leer y pienses en algo que no hiciste debido al temor, algo como: hablar frente a un público, unirte a un grupo o a un equipo, hacer algo frente a los demás, conocer una nueva persona, etc.

 

Muchas veces sentimos temor de manera totalmente infundada, diariamente realizamos acciones como salir a la calle, conducir, incluso algunas actividades recreativas son más riesgosas que las cosas que tememos hacer. Lo que primero tenemos que darnos cuenta es que los riesgos reales de las cosas que tememos hacer casi siempre son menores que muchas otras cosas que hacemos diariamente, luego debemos adoptar la actitud de que somos nosotros quienes escogemos el tipo de vida que queremos llevar y aceptamos los riesgos que puedan estar involucrados. Aquél que acepta los riesgos es mucho más exitoso y satisfecho que el resto. Él continúa su vida hacia delante, y tiene una vida más dichosa.

 

Para enfrentarnos a un problema hay que identificar el desafío:

 

¿Cuáles crees que son los verdaderos desafíos para ti?

¿Qué cosas necesitas enfrentar y trabajar para mejorar?

 

El desafío es hacer lo que quieres hacer a pesar del miedo.

 

Los problemas más comunes son nuestras creencias internas erróneas, aquí unas cuantas de ellas y seguidamente una explicación personal de las razones por las cuales me parecen que éstas son sólo excusas falsas, puedes dar tu propia explicación para convencerte de que estas creencias con las cuales nos engañamos no son reales:

 

– No sabes que pueda pasar : El resultado no importa, lo importante es que tú te estás enfrentando y venciendo a tu temor, ésa es la mayor victoria.

– Te preocupa lo que pensaran los demás : olvídate de esto, si los demás piensan algo malo de ti, lo más probable es que sea un reflejo de sus inseguridades. Preocúpate genuinamente por los demás, no por lo que lleguen a pensar de ti

– No quieres que te rechacen: Es una posibilidad, pero ten en cuenta todo lo que puedes ganar si es que ese riesgo no te detiene.

– No sabes qué decir o qué hacer: Hay cosas más importantes que sólo las palabras, con la actitud correcta sabrás hacer lo adecuado en cada momento.

– No crees que va a funcionar: Siempre mantén la actitud del vencedor, siempre funcionará.

– No quieres molestar a nadie: La mayoría de las personas llevan una vida monótona, tú puedes llegar a ser parte de sus vidas y cambiar completamente esto.

– Le das demasiada importancia a una sola experiencia: Sólo es una experiencia más, aprende lo más que puedas de ella, no dejes que tu temor te controle y te evite vivir esa experiencia porque tú creas tus propios temores.

 

Cada vez que reconozcas un temor, sólo date cuenta que lo que necesitas es aprender a manejarlo y actuar frente al temor.

Una de las mejores maneras de perder el miedo es adquirir habilidades sociales básicas, hablar con todos, tener muchas interacciones, para eso ten en mente estas cosas:

 

Muéstrate siempre entusiasta, muéstrate feliz de ver a todos. Actúa con confianza, de manera casual, mantén la compostura., relájate y disfruta de cada conversación.

 

¿Porqué es este un buen ejercicio? Porque al conectarte con los demás adquieres energía emocional positiva, que es lo mismo que aumentar tu auto-estima. Además aumenta tu confianza, la confianza es el antídoto para la ansiedad que sentimos cuando tenemos miedo. Es imposible estar ansioso y confiado al mismo tiempo. Cuando sientes un temor, tu ansiedad aumentará hasta cierto punto, hasta alcanzar un pico, luego de actuar, esta ansiedad disminuye, hasta desaparecer, ¿cómo es que se consigue superar este pico? La respuesta es simple: Coraje.

 

Es simple, puedes evitar hacerlo ocupándote con otra cosa, o comienzas a actuar como una víctima (algo que de niños funcionaba con nuestros padres, pero ya no cuando creces)

 

O la otra posibilidad es que tengas el coraje para hacer lo correcto, Esto es lo único que te puede ayudar a superar ese pico de ansiedad que sientes, y sólo depende de ti. Después de tu momento de coraje, todos querrán acompañarte en lo que hiciste. El coraje es un aspecto muy claro del liderazgo, reconoce que hay algo más importante que tu miedo.

“Tener coraje no significa no tener temor, sino actuar a pesar del temor”

 

Al fin de cuentas puedes sopesar las cosas… ¿qué es más importante? ¿Tu miedo o… lo que potencialmente puedes lograr?… O al menos conquistarte a ti mismo.

Ahora quiero que recuerdes lo que dejaste de hacer por temor… en este momento quiero tu compromiso de hacerlo… sin peros, ni nada….como dice el eslogan de Niké: “Just do it!

¡Sólo Hazlo!,  comprometámonos juntos a cambiar este mundo.

 


Acerca de L. Ricardo

Hombre feliz, interesante, divertido... por supuesto inteligente... ambicioso, soñador, melómano, amante de los animales y fanático de la auto-superación, en mi tiempo libre soy un entusiasta interconectado y blogger domingero
Esta entrada fue publicada en Bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s